Volvió a temblar La Esquina del Movimiento el pasado 15 de febrero con la presentación de la archirreconocida Albita Rodríguez. Una descripción a manera de síntesis de lo ocurrido puede ser la siguiente:
1.- Boletería agotada con antelación al evento.
2.- Cálida acogida por parte de los asistentes a la cantante.
3.- Disfrute al máximo con cada uno de los temas interpretados hasta la conclusión magnífica con aquello de ¡Qué culpa tengo yo, de haber nacido en Cuba!
4.- Lleno total, por supuesto, y muchas personas fuera de la instalación reclamando el acceso al megaconcierto.
5.- El deseo de un pronto regreso.
¡Ay Albita, qué manera de quererte, qué manera!

Por Delson

Albita, de escenario, la barra de Café Havana.

Comments are closed.